Método para lograr contraseñas fuertes y fáciles de recordar.

El mundo virtual en que desenvolvemos cada vez más actividades de la vida diaria, nos ha llevado poco a poco a tener que usar y recordar cada vez más contraseñas de acceso a sitios como el correo, los bancos, redes sociales, sitios de Internet con herramientas de trabajo virtuales y pare usted de contar.

Además a esto se suma el hecho de que muchos de estos sitios nos piden rotar de contraseña periódicamente y también es cierto que definitivamente todas la claves que usemos deben ser fuertes, contener, números, letras, mayúsculas, minúsculas símbolos, y créame en cuanto a la ciberseguridad, cada precaución que se tome en este tema, no es desperdicio.

En esta entrega les traigo una idea que puede permitirle crear claves muy fuertes, fáciles de recordar y de forma rápida, sobre todo si es amante de la literatura.

Para ello nos valdremos de una herramienta literaria llamada microcuentos o microrelatos, que sin entrar en mucho detalles, se trata historias con estructura completa, que van desde una oración hasta unas pocas líneas. Un ejemplo puede ser:

“En medio del sopor de una tarde de pueblo, pensó: por qué? Y todo estuvo más claro.”

El secreto está en escoger o crear una de estas micro historias, que se nos gusten y se nos hagan muy fácil de recordar y usar las iniciales para obtener una clave. Con el ejemplo anterior podríamos tener una contraseña como esta:

Emdsdutdp,p:pq?ytemc.

Una vez que domines esta técnica, puedes definir un par de reglas básicas, como intercambiar minúsculas con mayúsculas, sustituir letras por números y elevar el nivel de robustez de tu contraseña, por ejemplo usando mayúsculas solo al principio y al final y sustituyendo las “T” por el numero “3”, nos genera una muy sólida contraseña como esta

Emdsdu3dp,p:pq?y3emC.

¿Qué tal? ¿Le parece segura esta contraseña? Bueno para ponerse en acción le invito a leer algunos microcuentos, en los siguientes enlaces tiene muchos ejemplos, muy buenos que además le van a entretener. Y si se atreve, invente el suyo propio, así se le hará aún más fácil y entretenido recordar su contraseña.

Como siempre espero que esta información le sea útil, y sepa que sus comentarios que enriquezcan el tema también serán bienvenidos.

Puedes dejar tu comentario