Asegurando su activo más valioso: Su información personal

El mundo actual está en constante evolución, el vertiginoso desarrollo de la tecnología ha traído consigo una verdadera avalancha de novedades que hasta hace unas pocas décadas eran inimaginables. Gracias al computador personal, el teléfono móvil, Internet, las cámaras IP, los dispositivos IOT y la creciente virtualización de nuestras vidas tanto en el ámbito personal como el profesional, hemos alcanzado niveles de conectividad y una alta exposición de nuestra información personal que apenas estamos comenzando a comprender y todo apunta a que ésta tendencia seguirá en auge.

Esto por otro lado tiene sus bemoles, ya que al trasladar importantes actividades como nuestro trabajo, nuestras finanzas y nuestro universo personal, al mundo virtual se generan nuevos riesgos, desconocidos en el ámbito exterior al mundo digital.

Un factor importantísimo a tener en cuenta es nuestra privacidad, es decir, nuestro derecho y habilidad de mantener invisibles los datos e información personal en el mundo virtual, excepto aquello que voluntariamente elegimos compartir en nuestras redes sociales o con nuestros asociados en la web. Esta preciosa información, que abarca actualmente desde nuestras claves bancarias, hábitos de navegación, direcciones de email de nuestros familiares y amigos, las búsquedas que hacemos, los sitios web que visitamos, el contenido de los mensajes que enviamos con nuestros teléfonos móviles, se ha vuelto cada vez más preciado para distintos actores del universo digital que abarcan una variada fauna, desde hackers y ciberterroristas, hasta empresas de publicidad, proveedores de servicios (sean o no de nuestra conveniencia), vendedores de una inimaginable variedad de gadgets (sean éstos útiles o no), agencias de seguridad de las superpotencias de turno, regímenes dictatoriales de mucha o poca monta y de cualquier extremo del espectro ideológico.

De manera que la huella que dejamos en el mundo digital es cada vez más apetecida y se ha convertido en un bien rentable, un nuevo bien que debemos proteger.

Para esto, compartimos con usted siete pasos recomendados en un post de reciente publicación en la web FreeCodeCamp en la revista digital Medium, con los cuales podrá proteger su nuevo activo más valioso, su información:

  1. Active la función de autentificación doble para ingresar en su email (activable en Gmail, le permite ingresar en su buzón sólo si ha registrado su clave personal y una segunda clave enviada vía SMS).
  2. Active la encriptación del contenido de su disco duro (tanto Windows como Mac poseen sus respectivas versiones de encriptación de disco duro).
  3. Active la protección por contraseña de su teléfono móvil.
  4. Use diferentes claves de acceso para diferentes servicios (además de no usar claves de baja seguridad, evite usar siempre la misma clave para todo).
  5. En su móvil: para el envío de mensajes y llamadas, prefiera aplicaciones que encripten los datos, como por ejemplo Signal.
  6. Navegue privadamente la web usando TOR (Orfox para Android).
  7. Haga sus búsquedas privadamente en la web utilizando buscadores que no recolectan y comparten datos de sus preferencias de búsqueda, como DuckDuckGo.

¿Conoce algún otro tip de seguridad que desee compartir? ¿La ha sido de utilidad ésta información?  Nos encantaría conocerlo; así que no dude en ponerse en contacto con nosotros o dejar su comentario en este post.

Puedes dejar tu comentario